Niño pecoso

Era un niño pecoso, muy pecoso.
Un día al confesarse le pregunta el cura:
– ¿Pecas, hijo?
– Sí padre… Hasta en la planta de los pies.

Comparte el #Chiste!