Inicio » chistes de animales

chistes de animales

Vaca que habla

Esto es un pastor que está con su rebaño en el monte, en esto que se acerca una vaca y le dice:
– HOOOLLAAAAA PAAAASTTOOOOR.
El tío que pega un salto de terror sale corriendo, el perro que le sigue y tras 10 km. el pastor se para exhausto y el perro que le ve dice:
– JODER EL SUSTO QUE NOS HA DADO LA PUTA VACA.

Comercial de telefonica

Estaba un hombre dando de pastar a su rebaño de ovejas, cuando de repente aparece por el inhóspito camino una camioneta Navigator 4×4 full equipated y reluciente. Se detiene frente al viejito y se baja un chaval de no más de 30 años. Traje negro, camisa blanca “Hugo Boss” y zapatos “DKNY” se acerca al viejo y le dice:
– Señor si yo le adivino cuántas ovejas tiene ud. en su rebaño, me regala una?
El viejo responde con algo de asombro:
– Sí, cómo no.
Entonces el joven vuelve a su 4×4 y saca un Mac Book Pro se conecta a la Red de Redes, baja una base de datos de 300 TB. Entra a una página de la NASA, mediante un satélite identifica la zona exacta de donde está el rebaño, calcula el promedio histórico del tamaño de una oveja tipo “Merino” mediante una tabla dinámica de Excel y, con la ejecución de algunas Macros personalizadas en Visual Basic, logra completar el diagrama de flujo. Luego de tres horas le responde al viejo…
– Usted tiene 1347 ovejas, 256 machos y 1091 son hembras y 4 pueden estar embarazadas
El viejo asintió y le dijo que efectivamente, así era, y que se podía llevar una oveja. El joven tomó una y la cargó en su 4×4. y estaba por irse, cuando el viejo lo detuvo y le preguntó:
– Disculpe, pero si yo llegase a adivinar cuál es su profesión, ¿Ud me devuelve mi oveja?
El joven le dijo sonriente:
– Seguro, hombre, dijo mientras cerraba la puerta de su camioneta para marcharse.
El viejo entonces contestó:
– Usted es Comercial de telefonica
El joven, sorprendido completamente, dijo:
– ¡Exacto! ¿Cómo se dio cuenta?
El viejo le respondió:
– Por 4 razones:
– Primero, por mamón;
– Segundo, vino sin que yo le llamara;
– Tercero, me cobró por decirme algo que yo ya sabía;
– Y Cuarto, se nota que no tiene ni puta idea del negocio.
– Devuélvame a mi perro

Burro frente a la iglesia

Un burro muere frente a una iglesia. Una semana después el cuerpo seguía allí, el Padre se decidió llamar al jefe de policía.
– Sr. policía tengo un burro muerto hace una semana frente a la iglesia!
El policía, gran adversario político del padre contesta:
– Pero padre, ¿No es el Señor quien tiene la obligación de cuidar de los muertos?’
– ¡Asi es! Pero también es mi obligación de avisar a los parientes…