Inicio » chistes de gangosos

chistes de gangosos

El cura gangoso

Estaba un sacerdote gangoso sentado en la mesa a punto de almorzar, cuando de repente entra un hombre asustado gritando:
– Padreeee… padree he pecado!
El padre asustado también le responde:
– No, nnno, he pollo!

Loro listo

Entra un gangoso a una tienda de mascotas, ve a un loro y pregunta por el precio:
– ¿Guánto guesta el loguito?
– 500 euros, le responde el encargado.
Y dice el gangoso:
– ¿Pog gué tangto?
Y el loro que estaba escuchando todo, responde:
– ¡Porque hablo mejor que tú!