Inicio » chistes de oficina

chistes de oficina

El jefe se ha muerto

– ¿Ya sabes que el jefe se ha muerto?
– Sí, pero quisiera saber quién fue el que falleció con él.
– ¿Por qué lo dices?
– ¿No leíste la esquela que puso la empresa?
“…y con él se fue un gran trabajador…”

Empleado pelota

– Míre, jefe, como ayer llegué tarde le he traído esta botella de vino, pero no sé cómo se lo va a tomar.
– ¡Ah, muy bien! se lo agradezco, Manolo. A ver, a ver, pero ¡esta botella no se puede abrir!
– Eso le decía jefe, que no sé cómo se lo va a tomar.