Inicio » chistes de taxistas

chistes de taxistas

Una maravilla ser taxista

Un taxista hablando con un cliente:
– Es lo mejor esta profesión, una maravilla ser tu propio jefe, vacaciones cuando quieres, nadie te da ordenes…
– Si si, lo que usted quiera pero al final de la calle gire a la derecha!

Conductor de funeraria

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta.
El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.
Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:
– ¡Mire amigo, jamás haga eso otra vez! ¡Casi me mata del susto!
El pasajero, impresionado le pide disculpas y le dice:
– No pensé que se fuera asustar tanto si le tocaba el hombro.
El taxista le dice:
– Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
– ¿y que hacía antes?
– ¡Fui conductor de funeraria durante 25 años!

El loco y el taxista

Un taxista pincha una rueda en frente a un manicomio. El taxista se dispone a cambiar la rueda, con tan mala suerte que no se da cuenta que las tuercas se le fueron por una alcantarilla de agua, al darse cuenta no sabe que hacer.
A todo esto hay un loco que estaba observando lo que le sucedía al taxista. Entrando en conversación el loco con el taxista, dicen:
– Señor, qué le paso?
– Perdí las tuercas en la alcantarilla, y no se como voy a ajustar la rueda de auxilio.
– Aaaaaah, ya entiendo, por qué no saca una tuerca de cada una de las 3 ruedas y se la pone en la de auxilio.
– Pues tiene usted toda la razón. Muchas Gracias! Le puedo hacer una pregunta?
– Si claro.
– Por qué está encerrado en el manicomio? Es inteligente usted, al darme la idea de las tuercas.
– Bueno… esque yo estoy encerrado por loco, no por estúpido.