Cuidado con los duendecillos 0 (0)

Un hombre va por la montaña pensando en mujeres y mujeres, y en eso que se le aparece un duende:
– Hola! Soy el “Duende cabrón” y te concedo un deseo.
El hombre contesta rápidamente: ¡Quiero que la polla me llegue al suelo!
– Deseo concedido!
Y va y le corta las piernas.

El superdescuento 0 (0)

Un tío desnudo, lleva solo puestas sus zapatillas de deporte y está de compras por la planta de deportiva del Corte Inglés. Coge una raqueta y se acerca al dependiente más cercano diciéndole:
– Perdone, ¿Me puede decir qué precio tiene esta raqueta?
El dependiente flipado le mira de arriba abajo y le dice:
– 120 euros.
– Para mí serán 60 euros, ¿no?
-¡Anda! ¿Y eso por qué?, le pregunta el dependiente.
Y el tío le contesta:
– ¿No pone en ese cartel: «50 POR CIENTO DE DESCUENTO EN PELOTAS Y ZAPATILLAS»?

Jaimito el espia 0 (0)

Jaimito corre a hablar con su madre:
– Mamá, mamá, yo vi a papá haciendo algo con la sirvienta.
– Sí, ¿y qué más?
– Bueno, él la estaba besando y tocándola; luego fueron al despacho, la montó en el escritorio, le quitó la ropa interior y le metió el…
– Bien, hijo, este domingo, en la cena familiar, se lo cuentas a todos para que lo sepan.
Llega el domingo por la noche, toda la familia está sentada dispuesta a cenar, y le dice la madre a Jaimito que lo cuente.
– Mi papá estaba besando a la sirvienta y tocándola; luego se la llevó al despacho, la montó encima del escritorio, le quitó la ropa interior y le metió el… el…
– Mami, ¿cómo se llama lo que tú le chupas al chofer?

Niña en la farmacia 0 (0)

Entra una niña en una farmacia y dice:
– Me puede dar un preservativo.
Y dice el farmacéutico:
– Bueno supongo, pero sera para tus padres no?.
Y dice la niña:
– No, es para mí, es que tengo tres muñecas y ya no quiero tener más.