Toda la semana igual

Llega un hombre a casa después de una semana de trabajo fuera de casa y le dice a la mujer:
– Prepárate Maria que tengo muchas ganas!! Vete para la habitación que vamos a hacerlo como nunca!! Al rato cuando están a ello se escucha al vecino gritar:
– ¡Ya está bien, ¿no? toda la semana igual!

Cañón muy potente

En la sala de partos le dice el médico al marido:
– Enhorabuena señor! Han sido trillizos!
– Si es que ya lo sabía, tengo un cañón muy potente!
– Pues a ver si lo limpia un poco porque han salido los tres negritos!