Ayudando a la abuela

0
(0)

Una tarde al salir de la escuela, Jaimito va a merendar a casa de su abuela, después de la merienda le dice la abuela:
– Jaimito, tengo que ponerme un supositorio y yo sola no puedo.
– Yo te ayudo abuelita
Esta va, le da el supositorio al niño, se baja las bragas, pone el culo en pompa y Jaimito se pone detrás de la abuela y cuando ve aquello, le dice:
– Abuelita el supositorio es para ti o se lo doy al pavo

¿Te has reido con el chiste?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Envía este chiste

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad