Llegar borracho 0 (0)

Un borracho muy borracho llega a su casa. Con gran dificultad consigue sacar su llave y dice:
– Eshta esh mi llave y eshta esh mi puerta.
Tambale獺ndose entra en la casa, y dice…
– Eshta esh mi casha, eshte esh mi pashillo, eshta esh la puerta de mi habitasi籀n.
Entra en la habitaci籀n, y sigue palpando:
– Eshta esh mi cama, eshta esh mi mujer, y eshte tio que eshta durmiendo en la cama shoy yo.

Dia de pesca 0 (0)

Hoy me levant矇 temprano, me puse los calzoncillos largos, me vest穩 con calma, me tom矇 un caf矇, agarr矇 mis ca簽as de pescar, me fui silenciosamente al garaje, puse las ca簽as en el maletero del coche y proced穩 a sacarlo del garaje bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento g矇lido soplaba a una fuerza sobrenatural.
Sin lugar a dudas, no era un buen d穩a para salir a pescar. Por lo que decid穩 volver a guardar el coche en el garaje, puse la radio y me enter矇 de que el mal tiempo iba a durar todo el d穩a.
Entr矇 de nuevo en mi casa, me desvest穩 silenciosamente y me deslic矇 dentro de la cama. Despacito me acurruqu矇 contra la espalda de mi mujer, puse mis manos en sus pechos y le susurr矇 al o穩do:
– El tiempo afuera est獺 horrible.
Ella me contest籀 medio dormida:
– Ya lo s矇. 聶Te puedes creer que el gilipollas de mi marido se fue hoy pescar?