Servicio secreto 3.5 (2)

Un hombre que lleva un perro se encuentra a un amigo y le
pregunta:
– ¿Te gusta mi perro policía?
El amigo se queda muy sorprendido.
– ¿Un perro policía, dices? La verdad, a mí me parece más bien un
perrito faldero…
Y el otro le responde con un guiño:
¡Es que trabaja en el servicio secreto…!

Envía este chiste
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad