La mujer del farmacéutico

0
(0)

Una mujer entra en un farmacia y le dice al dependiente:
– Buenos días. Quería comprar arsénico.
– Pero el arsénico es muy venenoso, ¿para qué lo quiere usted?
– Para matar a mi marido.
– ¡Pero no puedo vendérselo para eso!
La mujer saca una fotografía de su marido en la cama con la mujer del farmacéutico y se la muestra.
– Disculpe señora, no sabía que traía usted receta.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?