No me provoque

0
(0)

En un autobús repleto de gente, sube un hombre. Se coloca al lado de una
mujer guapísima y le pone la mano en el pecho.
– Oiga, podría poner la mano en otro sitio? – le dice la mujer.
Y le contesta el hombre:
– No me provoque, no me provoque…

¿Te has reido con el chiste?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Envía este chiste
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad