Superman en el bar 3 (1)

Estaba un señor en un bar muy feliz cuando en eso se le acerca un ebrio y le dice balbuceando:
Le apuesto 100 euros a que puedo golpearme la cabeza con una cerveza de vidrio sin que me pase nada.
El hombre intrigado aceptó la apuesta y se sorprendió al ver al ebrio cumplir la apuesta sin siquiera hacer algún gesto de dolor. Luego le dijo el ebrio otra vez:
Le apuesto 200 euros a que puedo saltar por la ventana sin que me pase nada.
El señor aceptó y vio al hombre saltar por la ventana y regresar intacto a la barra de la cantina. El hombre pagó las apuestas y se disponía a seguir apostando con el ebrio cuando el del bar los interrumpió y le dijo al señor:
Ya no le hagas caso a superman, ¡Siempre que se pone borracho y se le acaba el dinero le da por apostar!

Envía este chiste

El secreto del amigo 0 (0)

Están dos amigos en un bar y uno le dice a otro:
– Te veo preocupado. ¿Te pasa algo?
– Sí tengo que contarte algo muy importante.
– Pues dímelo somos amigos.
– No aquí no que es un secreto y podrían oírnos.
Salen fuera del bar y el amigo le dice:
– Es que he tenido un problema con el juego y debo 6000 euros.
РPues no te preocupes hombre no se lo contar̩ a nadie.

Envía este chiste

Se bebe mi veneno 0 (0)

Un señor de mediana edad lleva una hora sentado en un bar mirando la copa sin beberla, cuando llega un camionero alto y gordo y se bebe la copa de un solo trago. El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le dice:
– ¡Vamos, buen hombre, era solo una broma, ahorita le pido otra copa!
El señor le contesta:
– No, no es eso, es que hoy ha sido el peor día de mi vida. Primero, llego tarde al trabajo y me despiden. Luego, al llegar donde había dejado mi coche, veo que me lo habían robado. Camino hacia mi casa y veo a mí mujer liándose con otro hombre, y me vengo al bar, y cuando por fin iba a terminar con todo esto, llega usted y se bebe mi veneno.

Envía este chiste