chistes buenos

Los mejores Chistes buenos de Internet!
#ChistesBuenos

Mi padre el doble 0 (0)

Un hombre iba conduciendo por una carretera comarcal y se le averió el coche. Mientras lo arreglaba un niño se le acercó y le preguntó:
– ¿Qué es eso?
– Un gato – dijo el hombre
– Mi padre tiene dos de esos
Diez minutos más tarde le vuelve a preguntar
¿Y eso qué es?
– Una linterna
– Oh, mi padre también tiene dos de ésas. ¿Y allí? ¿Qué es eso, una llave inglesa?
– Si – dijo el hombre irritado
– Mi padre tiene dos de esas
La conversación continuó en esta línea durante un tiempo más. Finalmente el hombre terminó su trabajo, se levantó y fue ha hacer pis. Mientras hacía pis, señalando su miembro le preguntó:
– ¿Qué, tu padre también tiene dos de éstas?
– Por supuesto que no – respondió el niño – ¡Pero la tiene el doble de larga!

Que peligro tiene 0 (0)

Un hombre le dice a un amigo:
– Cuando mi mujer tiene muchas ganas, salgo corriendo. ¡Tiene un peligro!
– A mí me pasa lo mismo. ¡Qué peligro tiene!
– ¿Tu mujer?
– No, la tuya.

Vaya mierda de adivino 0 (0)

Un hombre va a ver a un adivino, llama a la puerta y dentro le contestan:
– ¿Quién es?
– Pues vaya mierda de adivino…

25 aniversario 0 (0)

Una mujer en el 25 aniversario de su matrimonio, con mucha ilusión esa noche, se viste de lencería fina, con medias, ligueros y tacones de aguja incluidos, se pinta radiante y se pone de ese perfume intenso; entra insinuante en la habitación y se planta frente a su marido que está tumbado frente al televisor leyendo el periódico:
– Cariño, – dice la mujer -¿recuerdas cuando nos casamos, un día como hoy, hace 25 años? Aquella noche de bodas me dijiste:
‘Te voy a besar los pechos hasta secártelos.’
‘Te voy a acariciar las nalgas hasta que se te caigan.’
‘Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca.’

– ¿No tienes nada que decirme hoy, 25 años después?
El marido pensativo la mira de arriba a abajo y le dice:
– Misión cumplida.

tribu africana 0 (0)

Un antropólogo está realizando unos estudios en una tribu africana, y es llamado por el jefe de la tribu que le dice muy enfadado:
– Venir aquí antropólogo. Haber nacido niño blanco en tribu.
El antropólogo intenta quitarse el muerto de encima y le responde, señalando a un rebaño de ovejas:
– Mire jefe, en genética todo es posible. Mire ese rebaño de ovejas blancas, verá usted que entre ellas ha nacido una oveja negra.
El jefe, sofocado, le contesta:
– Antropólogo, yo no decir nada de niño blanco. Tú no decir nada de oveja negra…