chistes de arevalo

la mala suerte de mi vida 0 (0)

Estaba un señor con cáncer en el hospital, y al lado suyo su esposa María, y éste le empieza a decir:
María mi amor, ¿Te acuerdas de ese accidente que tuvimos en el coche hace muchos años, quién estaba junto a mi?, tú María mi amor.
¿Y te acuerdas de cuando nos asaltaron y me dieron un balazo, quién estaba junto a mi?
Tú María mi vida, siempre junto a mi.
Y te acuerdas cuando nos escapamos a Nueva York, porque tuvimos problemas con hacienda, quién estuvo a mi lado, siempre tú mi vida María, y cuando me caí, del tercer piso quién me ayudó y estaba a mi lado, tú mi reina como siempre, y ahora que estoy con cáncer ya muriéndome, quién está junto de mi, tú María como siempre a mi lado.
después de un silencio breve éste argumenta:
¡Sabes que ahora que lo pienso, yo creo que tú eres la que me ha traído toda esta mala suerte!

Estilo libre de natación 0 (0)

En la prueba de los 50 metros de estilo libre en natación de
Para-Olímpicos destacan 3 nadadores; el inglés sin brazos, el griego sin piernas, y el español sin brazos ni piernas.
Dan la salida y el español se hunde. Pasa un minuto y deciden sacarle y medio ahogado dice:
¡Joder, un año entrenando con las orejas, y me ponen gorro!

Jinete de aves de corral 0 (0)

– Oye, y tu mujer a que se dedica?
– Mi mujer es jinete de aves de corral.
– Hostia, ¿y eso que es?
– Que cada dos por tres me monta un pollo.

Morderse las uñas 0 (0)

Se encuentran dos amigos y le dice uno al otro:
– No sé qué hacer con mi abuelo, no para de comerse las uñas.
– Al mío le pasa igual, y le quite la mania de un día para otro.
– Y, ¿Cómo? A mi me es imposible, siempre vuelve a morderselas! ¿Le ataste las manos?
– Que va!, le escondí los dientes.