Cambiar de medico

Un hombre se encuentra con un amigo por la calle y le dice:
– Manolo ¿qué te pasa que estás blanco?
– Nada Pepe, que vengo del médico y me ha dicho que deje de beber, fumar, hacer el amor…
– Y ¿qué vas a hacer?
– Pues qué quieres que haga Pepe, cambiar de médico.

Se te ve el sujetador

– Cariño, se te ve el sujetador.
– Eso no es malo. Hay quien lo enseña adrede.
– Lo que tú digas, pero así no salgo contigo a la calle, Manolo.

Reparar el trapecio

Se sube el empleado de un circo a reparar el trapecio, de repente empieza a dar saltos mortales.
Cuando baja le dicen que debiera dedicarse al espectáculo, que se le da muy bien.
El responde:
– De ninguna de las maneras, yo no me doy otro martillazo en los huevos, adrede.

Minifalda subiendo al bus

Saben aquel que era una muchacha que intentaba subir a un autobús, pero su falda estrecha se lo impedía.
En esto que se la sube un poco, dejando ver sus hermosos muslos.
Un matrimonio que estaba en la parada, la mujer le dice al marido:
– Paco, no te parece indecente y obscena la forma de mirar que tienen estos hombres a esa chica que sube al autobús.
Y dice el tío con los ojos desorbitados:
– ¿Qué autobús?.

Con la puerta del coche

Se encuentran dos amigos, uno iba con la cara destrozada, llena de arañazos.
– ¿Qué te ha pasado?
– Mira que cara me ha puesto mi mujer por cogerle un pecho.
– ¡Caray! Que carácter. Yo cuando le cojo un pecho a mi mujer, normalmente le gusta, me lo agradece, nos ponemos cariñosos…
– ¿Sí? Y si se lo coges con la puerta del coche ¿también?.