Amor en el coche 0 (0)

Esto es un tipo que liga en un bar y se va con su nueva pareja en su coche a un parque. Y claro, ocurre lo que ocurre. Al cabo de cinco minutos de acabar, la mujer le dice que quiere repetir, asi que otra vez… Cuando acaban, la mujer necesita tan solo un par de minutos para recuperarse y querer volver a ser satisfecha, asi que el tipo hace lo que puede. Obviamente ella no esta contenta, y le dice que quiere otro. El pobre hombre no puede mas y le dice que necesita un descanso, asi que sale del coche y se va a dar una vuelta. Y da la casualidad de que muy cerca en la carretera ve a un coche parado y un tipo cambiando una rueda.
-Hola, buenas noches.
-Muy buenas.
-Mire, es que he ligado con una chica incansable que me ha dejado agotado, pero el caso es que me gustaria quedar bien con ella… que le parece si yo le cambio la rueda de su coche, mientras usted le hace el amor? Luego le dice que se da a dar una vuelta para descansar, y volvere yo, sin que ella se de cuenta del cambio.
-Pues claro que acepto! Donde esta ella?
-Ahí, en un coche, detras de ese arbol. Total, que el segundo tipo se va al coche, entra, y sin decir una palabra reanuda la tarea, pero a los cinco minutos son interrumpidos por un policía que alumbra el interior del coche con una linterna y les grita:
-A ver, ustedes, que hacen aquí a las tres de la madrugada?
-Que pasa, que no puedo hacerle el amor a mi mujer?
– Y por que no se van a casa?
-Es que hasta que usted no nos dio luz, no sabia que era mi mujer…

Chiste de rubias 0 (0)

Un hombre ciego entra en un «bar de chicas» por equivocación. Se las apaña para llegar hasta la barra y pide una copa, y tras estar un rato sentado en el taburete le grita al camarero:

– Eh, tú, te gustaría oír un buen chiste de rubias?

Inmediatamente se hace un silencio total en el bar y con una grave, profunda y áspera voz, la mujer que esta sentada junto a el le dice:

– Antes de que cuente ese chiste, señor, y en atención a su minusvalía física que le impide ver, creo que lo justo es que le advierta de cinco cosillas: – Que la camarera es rubia. Que el portero del bar es una mujer rubia. Que yo mido un metro ochenta, peso 80 kilos, soy cinturón negro de kárate y tengo el pelo rubio. Que la mujer que esta conmigo es levantadora de pesas y es rubia; y que la dama que esta sentada al otro lado de usted es una luchadora profesional y también es rubia. Y ahora que sabe eso, piénselo cuidadosamente. ¿De verdad todavía quiere contar ese chiste?

El ciego piensa durante un par de segundos, menea la cabeza y contesta:
– Naaa… Pues no lo cuento….Paso de tener que explicarlo cinco veces!

Comercial de telefonica 0 (0)

Estaba un hombre dando de pastar a su rebaño de ovejas, cuando de repente aparece por el inhóspito camino una camioneta Navigator 4×4 full equipated y reluciente. Se detiene frente al viejito y se baja un chaval de no más de 30 años. Traje negro, camisa blanca «Hugo Boss» y zapatos «DKNY» se acerca al viejo y le dice:
– Señor si yo le adivino cuántas ovejas tiene ud. en su rebaño, me regala una?
El viejo responde con algo de asombro:
– Sí, cómo no.
Entonces el joven vuelve a su 4×4 y saca un Mac Book Pro se conecta a la Red de Redes, baja una base de datos de 300 TB. Entra a una página de la NASA, mediante un satélite identifica la zona exacta de donde está el rebaño, calcula el promedio histórico del tamaño de una oveja tipo «Merino» mediante una tabla dinámica de Excel y, con la ejecución de algunas Macros personalizadas en Visual Basic, logra completar el diagrama de flujo. Luego de tres horas le responde al viejo…
– Usted tiene 1347 ovejas, 256 machos y 1091 son hembras y 4 pueden estar embarazadas
El viejo asintió y le dijo que efectivamente, así era, y que se podía llevar una oveja. El joven tomó una y la cargó en su 4×4. y estaba por irse, cuando el viejo lo detuvo y le preguntó:
– Disculpe, pero si yo llegase a adivinar cuál es su profesión, ¿Ud me devuelve mi oveja?
El joven le dijo sonriente:
– Seguro, hombre, dijo mientras cerraba la puerta de su camioneta para marcharse.
El viejo entonces contestó:
– Usted es Comercial de telefonica
El joven, sorprendido completamente, dijo:
– ¡Exacto! ¿Cómo se dio cuenta?
El viejo le respondió:
– Por 4 razones:
– Primero, por mamón;
– Segundo, vino sin que yo le llamara;
– Tercero, me cobró por decirme algo que yo ya sabía;
– Y Cuarto, se nota que no tiene ni puta idea del negocio.
– Devuélvame a mi perro

Burro frente a la iglesia 0 (0)

Un burro muere frente a una iglesia. Una semana después el cuerpo seguía allí, el Padre se decidió llamar al jefe de policía.
– Sr. policía tengo un burro muerto hace una semana frente a la iglesia!
El policía, gran adversario político del padre contesta:
– Pero padre, ¿No es el Señor quien tiene la obligación de cuidar de los muertos?’
– ¡Asi es! Pero también es mi obligación de avisar a los parientes…

la p no se pronuncia 0 (0)

Un paciente llama al consultorio de su psiquiatra y le pregunta a la secretaria:
– Señorita, ¿está el psiquiatra?
– No señor, el doctor no está y, además señor, para su conocimiento, le aclaro que no se dice «psiquiatra», sino «siquiatra» porque la ‘p’ no se pronuncia. ¿Quiere dejarle algún mensaje, señor?
– Sí. Dígale que lo llamó edro érez, el aciente al que no se le one dura la olla y or eso tiene roblemas con las utas.