Naranjas baratas 0 (0)

Un señor vendía naranjas en un caballo y lo maltrataba mucho, un día el caballo se reveló y le habló a un comprador (a escondidas del amo)y le dijo:
Este me tiene cansado, yo paso hambre, sed, trabajo todo el día, siempre me tiene amarrado, me voy a morir del cansancio.
El comprador sorprendido le dijo:
Que raro, un caballo que habla, bueno y si tú hablas, ¿Por qué no le dices tu problema?
El caballo contestó:
¿Estás loco? ¡Si él sabe que hablo me pone a vocear naranjas, naranjas, vendo naranjas baratas!

Pollito fumando 0 (0)

Estaba un pollito fumando marihuana y entonces, en ese instante llega otro pollito y le dice:
Pollito, ¿qué estás fumando?
Y el pollito le dice:
Prueba.
Entonces, prueba y el otro pollito le empieza a decir:
Pollito, ¿qué siente?
No, nada.
Fume otra vez, ¿qué siente?
No, nada.
¿Qué siente?
No, nada.
La última vez, ¿qué siente? ¿qué siente?
No, nada.
¿Cómo así que nada?
Sí, ni el piquito, ni las paticas, ni las plumitas.

Pollito fumando 0 (0)

Estaba un pollito fumando marihuana y entonces, en ese instante llega otro pollito y le dice:
Pollito, ¿qué estás fumando?
Y el pollito le dice:
Prueba.
Entonces, prueba y el otro pollito le empieza a decir:
Pollito, ¿qué siente?
No, nada.
Fume otra vez, ¿qué siente?
No, nada.
¿Qué siente?
No, nada.
La última vez, ¿qué siente? ¿qué siente?
No, nada.
¿Cómo así que nada?
Sí, ni el piquito, ni las paticas, ni las plumitas.

Sacerdote lleno de arroz 0 (0)

Venía un sacerdote lleno de arroz hasta en las gafas.
– ¿Dónde fue la boda, padre?
– Que boda ni que leches, que me ha vomitado un chino.

me llaman cebolla 0 (0)

¡Mamá, en el colegio me dicen cebolla!
Ay hijito, ya vete que me estas haciendo llorar…