Poder femenino

0
(0)

Estaba un señor sentado en el sofá de su casa y viendo a su esposa bien arreglada le dice:
– ¿Se puede saber para dónde vas?
Y le contesta la esposa:
– ¡Me voy a una fiesta, Paco!
Y le dice otra vez el esposo:
– ¿Y se puede saber ha qué hora vas a volver?
Y le dice la esposa en tono grotesco:
– ¡Pues a la hora que me dé la gana!
Y le dice el esposo:
– ¡Pues ni un minuto más!

¿Te has reido con el chiste?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Envía este chiste